MENÚ

DIY Cabecero

5
2147
10

Andaba buscando un cabecero diferente cuando mi padre me dio una idea, ¡usar una puerta antigua! Así que trasteando encontré unas cuantas imágenes de inspiración, os las dejo al final de este post.

Seguro que ya habéis visto muchos cabeceros de palets o tablones de madera, pues ahora usar puertas, contraventanas y ventanas recicladas es el siguiente nivel del reciclaje-DIY para vuestro dormitorio.

 

Lo más bonito de esta tendencia es que cada cabecero será único y lo habrás hecho tú mismo, lo que lo hace aún más especial.

 

No estaba segura de qué iba a usar para el mío, pero con estas ideas me fui al Rastro a buscar, y aunque parezca increíble, no encontré nada.

Pasé a las tiendas online de segunda mano y encontré una a muy buen precio en Vibbo

 

Y aquí empieza el paso a paso:

 

Lo primero que hice fue limpiarla bien, quitar clavos, tornillos, etc.

 

Para lijarla, yo usé una lija eléctrica y para los recovecos papel de lija.

Rellené los huecos y grietas con masilla para madera y volví a lijar, aunque si estás seguro de que la vas a pintar en color liso puedes usar emplaste, que es bastante más sencillo de lijar. Las masillas son de varios tonos, yo usé uno más oscuro que la madera porque la puerta estaba pintada de marrón y compré la masilla antes de empezar a lijarla y descubrir que era una madera bastante más clara.

Mi idea inicial era pintarla de un color liso y después lijarla para darle un toque desgastado, el “Old style shabby”. Compré imprimación de color blanco al agua de Fleur Paint y pintura mate del color Cape Town Blue, también de Fleur Paint, en Kimidori.es. Esta tienda online es una maravilla, hice el pedido y al día siguiente estaba en casa.

 

Al final, como veis, sólo usé la imprimación. Es muy cubriente, con un tarro de 130 ml me sobró para aplicar por las dos caras y me gustó el resultado, así que no le apliqué el color que compré, ¡tengo que buscar qué pinto con él! La apliqué con rodillo de espuma y una brocha.

Para colgarla usé hembrillas cerradas, coloqué tres alineadas en la cara que decidí dejar oculta. Al ser una madera bastante blandita no me costó nada enroscarlas. En la pared coloqué escarpias y usé un nivel para comprobar que quedaba horizontal, porque la puerta es bastante irregular.

Y ¡voilá!: Un cabecero.

Espero que os guste y os animéis a hacer el vuestro, con una puerta o con lo que sea, ya veis que es muy fácil y las posibilidades son infinitas.

 

Fotos inspiración vía pinterest.

COMENTARIOS: 5
  1. mayo 23, 2016 by Pepa

    Que original y bonito! Me encanta, te ha quedado precioso.

  2. mayo 23, 2016 by Federico.

    Muy interesante y original. Buen trabajo.

  3. mayo 23, 2016 by admin

    Gracias por vuestros comentarios, ¡me alegro mucho de que os guste!

  4. mayo 23, 2016 by Candy

    Me gusta mucho es original y solo hay que usar la imaginacion,excelente

  5. mayo 23, 2016 by admin

    Gracias!

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>